jueves, 25 de septiembre de 2008

Para algunos. Para todos.


Irse - Mario Benedetti


Cada vez que te vayas de vos misma
no olvides que te espero
en tres o cuatro puntos cardinales
siempre habrá un sitio dondequiera
con un montón de bienvenidas
todas te reconocen desde lejos
y aprontan una fiesta tan discreta
sin cantos sin fulgor sin tamboriles
que sólo vos sabrás que es para vos
cada vez que te vayas de vos misma
procura que tu vida no se rompa
y tu otro vos no sufra el abandono
y por favor no olvides que te espero
con este corazón recién comprado
en la feria mejor de los domingos
cada vez que te vayas de vos misma
no destruyas la vía de regreso
volver es una forma de encontrarse
y así verás que allí también te espero.

Versos sencillos los de Benedetti. Y preciosos.

Se comparten:
Con los que esperan todos los días;
con los que van, pero vuelven;
con los que se encuentran y los que se reencuentran;
con los que desafían los tiempos, en el tiempo;
con los que se alejan, para acercarse;
con los que resucitan, aunque no murieron;
con los que en el piso de la noche, abrazan una luz;
con los que dudan y se contradicen, para afirmar y luego volver a dudar;
con el que mata la muerte.
Con los que aprenden. Con los que comprenden.
Y con los que quieran aprehender todo eso, también.




Decora esta carnicería: El beso, de Klimt


4 comentarios:

Novia dijo...

Gracias por el fuego.
Gracias por el tiempo.
Gracias por las gracias, los dientitos, y los Klimt.


Au revoir...

o mejor...

Siempre!

Pau dijo...

te amo taanto...
Bruno, te amo taaanto...


NuncaSiempre

Caligari dijo...

Salutti Fraternal! Bru no!

claudia dijo...

empece a lagrimear desde dolina y estar enamorado es una porqueria...y termine de largar los mocos con este IRSE de don mario...

ayyy pero por queee de domingoo!!

:)
hermoso blog
un saludo
claudia